Ayer se cumplió una semana desde que los mineros Enrique Ojeda y Jorge Sánchez quedaron atrapados en la mina Delia II, en la comuna de Chile Chico en la región de Aysén.

Dada la dificultad para acceder al yacimiento, los trabajos se concentraron en intentar llegar al refugio, ubicado en el nivel 55 de la mina, a una profundidad de 230 metros, utilizando dos máquinas de sondaje.

Hace momentos se confirmó que la sonda que había estado perforando, logró finalmente llegar al nivel 55, a 200 metros de profundidad. Este es el nivel en donde los trabajadores estaban desempeñando sus labores el día de la inundación de la mina , en ese mismo nivel también está el refugio. Lamentablemente, la sonda encontró agua.