Javiera Blanco está nuevamente en el ojo de huracán después de que se revelaran documentos que la implicarían de manera directa en el uso irregular de gastos reservados de Carabineros.

Al menos siete oficiales han coincidido en sus declaraciones judiciales en que al interior de Carabineros había uso irregular de gastos reservados por parte del Alto Mando de la institución, situación que involucraría a la ex ministra de justicia.

Esta arista del caso nace de la investigación que lleva adelante el fiscal regional de Magallanes, Eugenio Campos, por la malversación de fondos dentro de Carabineros que asciende a $22.500 millones.

Los líderes de la llamada “Mafia de la Intendencia”, quienes para bajar sus penas se están acogiendo a la figura de colaboración eficaz, revelaron el mal uso de los gastos reservados dentro de la institución.

A través de una lista de excel los implicados detallaron nombres y montos asignados. De hecho, en un documento oficial de Carabineros, fechado el 20 de diciembre de 2006, el entonces director de Finanzas de la institución, general (I) Iván Whipple, le propone al entonces general director, Alejandro Bernales Ramírez, la “asignación de gastos reservados año 2007”.

La primera jefatura que aparece es la Subsecretaría de Carabineros, y se indica que en el año 2006 se entregó mensualmente $ 1.050.000 a esa repartición, totalizando $ 12.600.000 ese año. Mientras que la propuesta del 2007 contempla un incremento, $ 1.090.000, proyectando una entrega anual a esa jefatura de $ 13.080.000.

Según el reportaje de La Tercera, Javiera Blanco sería una de las supuestas beneficiadas con estos dineros y entre el mes de enero y febrero de 2007 habría recibido cada vez $ 1.090.000 y que para diciembre de 2009 esa cifra se acrecentó a $ 1.117.000.