Desde el pasado martes 30 de mayo, los trabajadores de la empresa sueca H&M se encuentran en huelga legal, en búsqueda de mejores condiciones laborales.

“Como Trabajadoras y Trabajadores Organizados queremos declarar que tenemos la firme convicción que con nuestra fuerza laboral no se juega, que no descansaremos hasta rescatar la fuerza laboral explotada en estos 3 años y medio. Seguiremos firmes y adelante con la convicción de que conseguiremos un Contrato Colectivo digno para todos y todas los sindicalistas”, señaló el sindicato en un comunicado que publicó en su cuenta de Facebook.

En total son 429 funcionarios de la marca de ropa quienes se encuentran movilizados, hasta el momento sin soluciones aparentes debido a que la mesa de diálogo esta rota entre el sindicato y la empresa.

Los principales reclamos del sindicato apuntan a un reajuste del sueldo base de acuerdo a las ganancias de la empresa–explican que si un trabajador full time decide tomar vacaciones por cinco días hábiles, recibirá menos de $200.000 a fin de mes, lo que corresponde casi a un tercio de su sueldo habitual–, disminución de brechas salariales, y a una normativa de la tienda que establece que cuando un trabajador acumula diez minutos de retraso mensuales, automáticamente se le descuentan $50.000 de su remuneración.

En el comunicado, el Sindicato de Trabajadores además realiza una evaluación de la movilización. “Seguimos más firmes que nunca en nuestra alegre y combativa huelga. Los métodos empleados para conseguir nuestros propósitos indiscutiblemente han funcionado. Todo lo que nos hemos propuesto lo logramos (…) Las plataformas de H&M están totalmente saboteadas por clientes y y sindicalistas. Además hemos podido disminuir considerablemente las ventas en su tienda madre (Costanera Center), lugar que vende más de 130 millones diarios, que ingresan más de 15.000 personas diarias y que hoy se encuentra casi sin presencia de clientes y con sus ventas a la baja”.

Finalmente, los trabajadores aseguraron que “durante estos 21 días (se emitió ayer) hemos podido resistir los amedrentamientos de cargos medios, los cuales nos grabaron y amenazaron en innumerables ocasiones. Hemos sufrido permanentes sobornos a compañeros y compañeras trabajadores que no están en huelga. Hemos sufrido amenazas de guardias y fuerza pública, seguido de denuncias, querellas y partes guiados por H&M por parte del Sindicato”.