La edición de este viernes de El Mercurio trajo consigo una caricatura que se burlaba del lanzamiento del primer satélite fabricado íntegramente en Chile, el Suchai I.

El autor es el dibujante Jimmy Scott, quien retrata la plataforma de lanzamiento como una tarima de madera y un tipo soplando un pedazo de papel a través de una pajilla. Alrededor, se puede ver la algarabía del público.

La irónica imagen esconde una crítica a una suerte de “sobrevaloración” del hecho, insignificante en la escena espacial internacional.

El decano de la facultad de ciencias físicas y matemáticas de la Universidad de Chile, Patricio Aceituno, envió una carta al rotativo respondiendo al ninguneo contra el proyecto gestado por académicos y estudiantes de su casa de estudios.

En ella manifiesta su molestia por el dibujo “que pretende ser humorística, sobre la puesta en el espacio del primer satélite chileno construido por estudiantes y académicos de nuestra Facultad, lo que ha sido leído con profundo desagrado por los jóvenes integrantes del equipo, que vieron anoche coronado con éxito un esfuerzo de muchos años”.

“Debo decir que esta actitud, impropia a mi juicio de un medio de tanto prestigio como El Mercurio, queda perdida en un mar de felicitaciones y reconocimientos que hemos recibido de todas partes de Chile y del extranjero, incluyendo medios escritos, televisivos y radiales, así como las de altas autoridades del Estado”, concluyó.