El alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín, defendió la demolición de la villa San Luis, para dar paso a nuevas torres de edificios.

La Villa San Luis es de uno de los proyectos habitacionales más importantes de la Unidad Popular, que involucraba más de mil viviendas sociales ubicadas en medio de la zona oriente de la capital. Sin embargo, tras el Golpe de Estado, la mayoría de las familias fueron desalojadas y, al regreso de la democracia, el terreno fue cedido al Ejército, institución que lo vendió a distintas inmobiliarias.

Actualmente quedan sólo cuatro bloques en el lugar, y el pasado sábado el Comité de Defensa de la Villa San Luis denunció que esa mañana se iniciaron las faenas de demolición de este icónico barrio de Las Condes.

Los trabajos se iniciaron justo cuatro días antes de que el Consejo de Monumentos Nacionales (CMN) votara la posibilidad de convertirlos en Monumento Histórico, que se realizaría el próximo miércoles.

A través de su cuenta en Twitter, el alcalde de la comuna declaró que se detuvieron los trabajos debido a que no se tomaron las obras de mitigación correspondientes, sin embargo, defendió el proceso.

“Desde el punto de vista municipal lo único que recibimos son reclamos porque esos edificios están abandonados y vandalizados”, afirmó.

En conversación con el programa Expreso Bío Bío, Lavín agregó que si se toman las medidas correspondientes “esto se puede reanudar”, consigna Radio Bio Bio.

En Twitter, Lavín además agregó que le han propuesto al CMN hacer un “memorial bonito” para preservar la memoria histórica porque “mantener los edificios abandonados y tal como están es peor de los mundos (sic)”.