Esta mañana el Tribunal de Garantía de Rancagua determinó rechazar la solicitud de sobreseimiento definitivo de Sebastián Dávalos, que había pedido su defensa la semana pasada.

De este modo, el hijo de la Presidenta Michelle Bachelet, seguirá siendo investigado por los delitos de negociación incompatible, cohecho, violación de secreto y tráfico de influencias.

La defensa, encabezada por el abogado Álvaro Morales, indicó tras la audiencia que se inició pasadas las 11.00 de la mañana, que acudirán hasta la Corte de Apelaciones, ya que indicó que “a nuestro juicio, en esta larga capeta de investigación, no hay antecedentes que refieran a conductas constitutivas del delito de cohecho”, consigna La Tercera.

Dávalos, por su parte, se ausentó de la audiencia que no duró más de cinco minutos, en la que el magistrado leyó su sentencia.

El fiscal Sergio Moya, en tanto, sostuvo que “la resolución nos deja muy conformes, porque se acogieron todos nuestros planteamientos, pero la última palabra la tendrá el tribunal de alzada de Rancagua, porque seguramente la defensa apelará”.

El persecutor, agregó que a juicio del Ministerio Público este “no es el momento procesal, porque no existe certeza absoluta de que no exista el delito o la participación. No existe la seguridad para sobreseerlo definitivamente”.