Cerca de cien estudiantes del Instituto Nacional volvieron a tomar el establecimiento este lunes en la mañana, luego de que fuera desalojado el pasado viernes.

Los alumnos ingresaron a clases de forma normal, pero cerca de las 9 hrs, los alumnos instalaron sillas y mesas en el acceso del recinto. De todas formas, los estudiantes convocaron una nueva votación para este martes 4 de julio y a través de ella definirán si siguen o no en toma.

Durante el último mes, el Instituto Nacional ha sido objeto de tomas y desalojos por parte de sus alumnos y las autoridades municipales. El pasado viernes fue desalojado nuevamente como parte de la política “colegio tomado, colegio desalojado” del alcalde Felipe Alessandri (RN).

Luego de dicha medida, funcionarios municipales constataron numerosos destrozos en sus dependencias, que incluyeron libros quemados, vidrios rotos, mobiliario destruido, y hasta excremento.

Ante esta situación, la municipalidad de Santiago anunció que aplicará su política de “rompe, paga” –donde la responsabilidad y pago de los daños derivados de las tomas recae en los padres a través de acciones legales– y además varios alumnos arriesgan ser expulsados del establecimiento.