El cuerpo de una mujer tendido en el suelo y ya momificado fue hallado este jueves al interior de su vivienda en Culleredo, en la ciudad de española de La Coruña. El hecho se produjo luego de que sus vecinos denunciaran no haber tenido noticias de ella desde hacía 7 años y notar signos de abandono en su departamento.

Por ejemplo, según publica el diario local La Voz de Galicia, el buzón de la mujer de 56 años estaba colmado de cartas y su automóvil aún seguía en el estacionamiento, pero estaba totalmente sucio.

También se constató que la vivienda no contaba con los servicios básicos, agua y energía eléctrica, pues habían sido cortados por deudas impagas y había dejado de pagar el arriendo del departamento.

Este lunes fue cuando los vecinos de la mujer llamaron a la Guardia Civil para denunciar su desaparición.

Hasta el momento, se desconoce si murió hace siete años, momento en que dejó de ser vista por sus vecinos, o si falleció tiempo después. “El caso de estos departamentos es especial porque la gran mayoría son arrendados, entonces la relación entre los vecinos no es tan estrecha como si fueran en propiedad. Te das cuenta de que falta una persona y te extrañas de no verla más”, indica una vecina del lugar.

La mujer no tenía familiares directos, pues en 2009 había muerto su madre, con quien compartía la vivienda, por lo que muchos pensaron que se había ido de viaje o que estaba deprimida, por lo que no salía de su casa.