El “V Congreso internacional de arquitectura religiosa contemporánea. Arquitectura protestante y modernidad. Hitos, transferencias, perspectivas” se realizará por primera vez en Sudamérica. Sus versiones anteriores tuvieron lugar en España y México y su quinta versión se llevará a cabo en la Universidad de Santiago de Chile.

La actividad es organizada por el Comité Científico –grupo internacional multidisciplinario de expertos- y cuenta con el patrocinio de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Santiago de Chile, de la Vicerrectoría de Investigación, Desarrollo e Innovación, como una muestra de la preocupación de la casa de estudios por destacar el quehacer investigativo en las Humanidades y Ciencias Sociales y de la Vicerrectoría de Vinculación con el Medio.

El Congreso, que se llevará a cabo entre el 23 y el 27 de agosto en el Planetario de la Universidad de Santiago de Chile, contempla ponencias, mesas redondas y visitas a distintos circuitos donde se podrá revisar la arquitectura religiosa levantada y diseñada en Chile.

En Santiago, podrán visitar, por ejemplo, el moderno templo Bahá’í de Peñalolén (2012-2016), la Catedral Evangélica de Chile de Estación Central (1967-74) y el Monasterio de los Benedictinos de Las Condes (1962/64), y en Valparaíso, la Iglesia Luterana de la Santa Cruz (1897), ubicada en el Cerro Concepción, entre otros importantes edificios. Para información sobre inscripciones y detalles del programa, los organizadores de este Congreso levantaron este sitio.

El Vicerrector de Investigación, Desarrollo e Innovación, Dr. Claudio Martínez, destacó que “la Universidad de Santiago de Chile se vincula con los debates y tiene algo que decir de la mano de investigadores y académicos de excelencia. Una muestra de aquello es la realización de este Congreso, que nos vincula con el medio y nos invita a reflexionar sobre la herencia de un hito que cambió la historia de Occidente hasta nuestros días”.

Por su parte, el académico y Coordinador del Congreso, Dr. Arq. Rodrigo Vidal Rojas señaló que “este Congreso es una oportunidad de debate y reflexión sobre una materia poco abordada, a pesar de la gran incidencia que ha tenido el mundo protestante en las sociedades modernas de Occidente”.

Vidal, agrega que la invitación se extiende más allá del mundo especializado y protestante, ya que apuesta a entender la construcción de la sociedad postindustrial y el Estado capitalista, como también la contemporaneidad de la mano de la arquitectura religiosa de los últimos 50 años.