Los miles de universitarios y profesionales que se endeudaron por su educación, a través de créditos universitarios, saben que la Tesorería General de la República está facultada por el Ministerio de Educación para retener la devolución anual de sus impuestos. 

Según informa El Mercurio, este año la determinación alcanzó a un 25% del total de deudores, en concreto, 80.329 personas. De ellas, más de 14 mil corresponden al Crédito con Aval del Estado (CAE) y otras 65.396 al Fondo Solidario (ex Crédito Universitario).

Durante este semestre, la retención realizada por Tesorería superó los US$ 28 millones. Datos de la Comisión Ingresa estimaron, en marzo pasado, que son 27 mil los deudores del CAE. De ellos, el 61% se encuentra con sus cuotas al día, estimadas en un promedio que supera los 39 mil pesos mensuales.

“Mientras se incrementan los deudores del CAE y disminuyen los del Fondo Solidario, aumentan los morosos, a los que se le retiene la devolución de impuestos en este último crédito”, sentenció el profesor de derecho de la U. Diego Portales, José Julio León.

Se estima que, a los más de 80 mil afectados, se les retuvo un monto promedio cercano a los 246 mil pesos. En tanto, la condonación de la deuda educativa se ha transformado en una de las demandas más visibles del movimiento estudiantil, aunque el Mineduc ya ha anunciado que no analizará dicha alternativa, porque el costo resultaría insostenible para el Estado.