La medición hecha por el Academic Ranking Of World Universities (ARWU) indica que la Casa de Bello forma parte de los mejores planteles del mundo en 17 de las 52 disciplinas medidas. Además, tiene el primer lugar a nivel nacional en 12 áreas y el top latinoamericano en Ciencias de la Computación y Matemáticas.

El ranking de Shanghai existe desde el año 2003, siendo una de las mediciones a nivel universitario con mayor tradición. El Academic Ranking Of World Universities (ARWU) ha puesto a la Universidad de Chile por 14 ocasiones consecutivas en el primer lugar de Chile, pero este indicador no sólo se encarga de ver la calidad de los planteles a nivel internacional, sino que también mide las disciplinas, utilizando criterios como el nivel y estadísticas de citación de artículos académicos, colaboración internacional y premios a académicos y personal de las universidades, evaluando la calidad del trabajo y staff académico.

Es así como a nivel disciplinar, nuestro plantel lidera a nivel regional en el área de Ciencias de la Computación y Matemáticas, además de haber quedado posicionada en el primer lugar el 12 áreas a nivel nacional.

“El resultado de nuestra Universidad en este ranking demuestra el potencial y liderazgo que tienen las universidades del Estado”, manifestó el Rector Ennio Vivaldi, relevando que esta medición se centra en la investigación y la citación académica, tanto a nivel general como de los pares, por ende, evidencia resultados más que percepciones.

El Rector agregó que a la comunidad universitaria le “genera un gran orgullo que tengamos disciplinas con indicadores líderes en la región, por lo que felicito el trabajo de la comunidad de la Casa de Bello que nos permite contar con este buen resultado, denotando la relevancia que tiene la educación pública para nuestro país, y en general en nuestro continente, como vemos en los resultados de otros planteles, como la UNAM o la Universidad de Sao Paulo”.

Para el vicerrector de Investigación y Desarrollo, Flavio Salazar, estos resultados son “un incentivo a seguir trabajando en todas las áreas de la productividad académica”, al mismo tiempo que un aliciente “para ir manteniendo un liderazgo a nivel nacional y en Latinoamérica”. El vicerrector destacó además que estos resultados evidencian que “una universidad, a pesar de los problemas que todavía mantenemos de financiamiento, mantiene una calidad que releva el rol que tienen que jugar las universidades del Estado”,  lo que se traduce en que “ser estatal y tener calidad es algo que se puede obtener en forma adecuada”.

En esa línea, expresó el Rector, “esperamos que indicadores como estos sean una prueba más para que, a través de la ley de universidades estatales, se garantice que nuestras instituciones puedan trabajar conjuntamente para potenciar estos resultados y así, con el respaldo del Estado, puedan ser lo que la sociedad espera de ellas”.

El detalle de los resultados es el siguiente:

Mejor a nivel latinoamericano:

  • Matemáticas (lugar mundial 101-150, empatada con la UNAM de México)
  • Ciencias de la Computación (lugar 101-150)

Mejor a nivel nacional:

  • Ciencias de la Tierra (lugar 151-200, segunda a nivel latinoamericano)
  • Odontología (lugar 101-150)
  • Cs. y Tecnología de Alimentos (lugar 151-200)
  • Management (lugar 201-300)
  • Biología (lugar 301-400)
  • Cs. Farmacéuticas (lugar 401-500)
  • Cs. y Tecnología de Transporte (lugar 76-100)
  • Cs. Económicas (lugar 201-300)
  • Cs. de la Agricultura (lugar 301-400)
  • Medicina Clínica (lugar 301-400)

Otros lugares:

  • Física (tercer lugar nacional; mundial 401-500)
  • Ingeniería Eléctrica (segundo lugar nacional; mundial 301-400)
  • Ingeniería Civil (segundo lugar nacional; mundial 201-300)
  • Cs. Humanas y Biológicas (segundo lugar nacional; mundial 401-500)
  • Salud Pública (segundo lugar nacional; mundial 401-500)