El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no perdió la ocasión de piropear a Brigitte Macron, esposa del presidente francés, durante su visita al país galo en motivo del Día de la Bastilla. “Estás en tan buena forma”, dijo dijo Trump a la primera dama.

Pero sus elogios a su aspecto físico no terminaron aquí. El mandatario estadounidense se dirigió acto seguido a su homólogo y le insistió: “Está en muy buena forma física. Preciosa”, sentenció mientras escaneaba la vestimenta de la primera dama.

Según informa El País, Brigitte se agarró al brazo de Melania en un gesto amigable y la primera dama estadounidense sonrió.

La diferencia de edad entre el presidente francés, de 39 años, y su mujer, de 64, es la misma que existe entre Donald y Melania Trump: el mandatario estadounidense le saca 24 años a su esposa.