El hijo del candidato presidencial de Chile Vamos, Sebastián Piñera, defendió la decisión de su padre de poner a sus nietos como accionistas de sus negocios.

En una disonante metáfora de la aparición de los nombres de los pequeños en Inversiones La Ilíada, Piñera Morel señaló a La Tercera que “si yo compro una casa, encantado de ponerla a nombre de mis hijos. Creo que es más un gesto solidario”.

El hijo mayor del ex Presidente también cuestionó el revuelo por el caso Exalmar, ya que en su opinión “aquí se ha generado el mito de que la única persona que tiene conflictos de interés es mi papá”.

“Él tiene todo diversificado, y las cosas que aparecen representan menos del 1%. Ahí es donde creo que la sociedad es muy cínica“, añadió.

El empresario también enfatizó que él solo estaba copiado en los mails de Bancard, donde se planteaba invertir en Exalmar justo cuando Chile atravesaba el litigio marítimo ccon Perú y subrayó que fue “en un solo mail, que lo mandó el analista al gerente general con copia a dos analistas senior, uno de los cuales era yo”.

“De hecho, en ese mail él comentaba que no deberíamos participar. ¿Se pudo haber evitado? Sí. A mí me tocaba ver fondos internacionales, pero las personas que trabajan en Bancard son las mejores que conozco, súper correctas y siempre se trató de trabajar con una óptica que redujera el conflicto de interés”, explicó.

No creo que nadie sea un santo, pero se ha jugado por las causas correctas, fue protagonista en la campaña del No y el rechazo a las violaciones de los derechos humanos”, cerró.