Dos personas murieron y al menos 120 resultaron heridas en la isla griega de Cos como consecuencia de un terremoto de magnitud 6,7 que sacudió hoy a la región que abarca al archipiélago del Dodecaneso y el sudoeste de Turquía, informó la radio estatal de Grecia.

Los fallecidos eran dos turistas de Turquía y de Suecia que fueron alcanzados por los cascotes del techo de un bar que se hundió por el temblor, informó el gobernador de la región, Giorgos Chatzimarkos.

Además otro turista, cuya procedencia se desconoce, resultó herido cuando saltó del balcón de su habitación de hotel en la primera planta presa del pánico.

El hospital de Cos recibió 100 heridos, dijo el director, Nektarios Georgantis. “Hay tres personas heridas de gravedad, pero fuera de peligro. Los demás presentan heridas leves y permanecen ingresados en observación”.

La mayoría de los daños se registraron en el centro de la capital de la isla, donde se encuentran decenas de bares, que en el momento del terremoto estaban llenos de personas, explicó el alcalde, Giorgos Kyritsis.

Además de algunos muros del castillo en el casco antiguo, también se derrumbaron los minaretes de dos antiguas mezquitas y parte de una iglesia.

En las redes sociales circulaban imágenes de edificios destruidos y calles inundadas en la principal ciudad de la isla debido al pequeño tsunami que se produjo tras el terremoto.

Las olas también causaron daños en algunos barcos y al menos uno fue arrastrado hasta tierra. En la televisión estatal se mostró el muelle lleno de grava y con grietas. Además, un ferry no pudo atracar por los daños causados en el puerto. Las autoridades iniciaron los trabajos de limpieza y reparación tras la salida del sol.

La televisión turca también mostraba imágenes de la gente en pánico en las calles de la ciudad turística de Bodrum.

El Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés) informó que el temblor se originó a unos 12 kilómetros de profundidad cerca de Bodrum a la 01:31 de la madrugada del viernes (22:31 GMT del jueves) y fue seguido por varias réplicas más débiles.

Bodrum queda a unos diez kilómetros en línea recta de la isla de Cos. De acuerdo con la información disponible hasta el momento, no se han reportado víctimas en territorio turco. Algunas personas pasaron a noche en la calle por miedo a más temblores, contó Esengul Civelek, gobernadora de la provincia turca afectada, Mugla.

Según el Centro Sismológico Europeo, en la región viven cerca de un millón de personas. A los ciudadanos de Cos y de Bodrum se les recomendó alejarse de las playas y de los edificios dañados.

El pequeño tsunami también afectó a la costa de Bodrum. Los medios locales mostraron videos de barcas que habían sido arrastradas hasta tierra.

A mediados de junio se había producido un temblor en las islas griegas de Lesbos y Quíos y en la costa occidental de Turquía. En Lesbos una persona perdió la vida y varias viviendas fueron dañadas.

La mayoría de los terremotos en el territorio europeo afectan a Grecia, al sur de la Península Balcánica y al oeste de Turquía. También Italia y el oeste de los Balcanes sufren a veces las consecuencias. La mayoría de los terremotos más graves de la zona europea se producen cerca de la falla entre las placas tectónicas europea y africana. Ahí se producen tensiones que pueden provocar terremotos.