La estrella del Real Madrid prestó declaración en el Juzgado de Instrucción n°1 de Portezuelo, en medio de la investigación por el supuesto fraude fiscal de 14,7 millones de euros y sentenció que “jamás ha ocultado nada” ni “ha tenido intención de evadir impuestos”.

A través de un comunicado, Ronaldo sentenció que “la Hacienda española conoce en detalle todos mis ingresos, porque se los hemos entregado; jamás he ocultado nada, ni he tenido intención de evadir impuestos”.

Además, el futbolista le aclaró a la jueza Mónica Gómez Ferrer que “siempre hago mis declaraciones de impuestos de manera voluntaria, porque pienso que todos tenemos que declarar y pagar impuestos de acuerdo a nuestros ingresos. Quienes me conocen, saben lo que les pido a mis asesores: que lo tengan todo al día y correctamente pagado, porque no quiero problemas”.

Tras la declaración de hora y media de duración, el jugador manifestó estar satisfecho de haber podido contribuir con la justicia y señaló que es momento de dejarlos trabajar.

Uno de los momentos más tensos se vivió cuando el futbolista manifestó que “esto lo ha hecho la Agencia Tributaria porque yo soy Cristiano Ronaldo”, a lo que la jueza respondió: “No, si usted fuese Antonio Pérez estaría en el mismo sitio. No se sienta ahí como un futbolista, sino como un ciudadano más”. Pero el jugador insistió: “No, todo esto es porque soy Cristiano Ronaldo”.

“Yo creo en la justicia y espero que, también en este caso, haya una decisión justa. Y con el fin de evitar presiones innecesarias o de contribuir a un juicio paralelo, he decidido que no volveré a hacer más declaraciones sobre este asunto hasta que no se produzca dicha decisión“, manifestó.

El Ministerio Público acusa a Cristiano Ronaldo de cuatro delitos contra la Hacienda Pública cometidos entre 2011 y 2014.