El doctor Edgardo Vera, Jefe del Programa Nacional del Programa de Prevención y Control de VIH/SIDA del Ministerio de Salud, reveló en Comisión de Salud de la Cámara de Diputados del 31 de julio de 2017, la siguiente determinación sanitaria: “Una recomendación fuerte por parte la Organización Mundial de la Salud es la descentralización de la atención en VIH a hospitales de mediana y baja complejidad incorporando a la atención primaria en la atención de los pacientes. Estamos en un modelo de atención que incluye esas nuevas variables”.

El hecho está confirmado con personas que participaron en algunas reservadas comisiones de trabajo, determinación que ahora sale a la luz en medio de la campaña “Hazte el examen”.

Yo me pregunto: ¿Las personas viviendo con VIH/SIDA deberemos ser atendidas en la atención primaria o consultorios de nuestras comunas de residencia y no en los hospitales? ¿Se preguntaron qué pensamos las personas viviendo con VIH/SIDA de esta medida que nos expone una vez más a la discriminación y el estigma social? Ninguno de nosotros hemos sido consultados y/o participado de la reformulación en este nuevo modelo de atención integral que busca reducir costos afectando la calidad de la atención y vida de personas que vivimos con VIH/SIDA.

Por otra parte, nosotros creemos por nuestra experiencia que esta medida afectará la vida personal e integridad física, psíquica y social de las personas que vivimos con el VIH/SIDA. Este hecho es evidentemente grave para jóvenes, mujeres, pueblos originarios, transgéneras y población gay, muchas de ellas personas que viven con VIH/SIDA de modo reservado. Personas que ahora se verán expuestas a la información pública de su condición de salud en sus comunas, barrios, vecindades. Las personas viviendo con VIH/SIDA seguimos siendo afectadas, no solo por una condición de salud compleja, sino que ahora por las políticas erráticas e inconsultas del Ministerio de Salud.

Las organizaciones de base, personas viviendo con VIH/SIDA en los hospitales de todo Chile, no han sido consultadas ni han participado de esta grave e importante determinación. Estoy seguro que para muchos será un nuevo trastorno que hará  mucho más dificultoso que los jóvenes se realicen el examen del VIH/SIDA, porque en caso de ser diagnosticados positivos, deberán ser atendidos en los consultorios de sus barrios.

Es hora de actuar y movilizarnos en comunidad para evitar la aplicación de este “nuevo modelo de atención integral”, las personas viviendo con VIH/SIDA no somos muebles que se pueden cambiar de pieza en pieza, somos personas con dignidad y derechos reconocidos por la Ley de Sida de 2001 que garantiza la confidencialidad de nuestra situación médica así como prohíbe cualquier acto de discriminación.

Nota: Para ver la intervención de Edgardo Vera del Ministerio de Salud en la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, pincha aquí y busca comisión salud.