La industria de la banca suele meterse en las economías y política de los países. De eso hay experiencias de sobra en el pasado. Vale irse solo un par de semanas atrás para que la aseguradora de riesgo Standard & Poor’s bajara la calificación de Chile y desatara una ola críticas, columnas y portadas de los principales diarios en el país.

[Te puede interesar: S&P: El gato cuidando la carnicería]

Por eso es que tampoco sorprende que el JP Morgan, el tercer banco con mayor poder bursátil del mundo, esté mirando lo que se viene en Chile con las elecciones presidenciales y parlamentarias de noviembre. Antes había asegurado que el triunfo de Piñera era el mejor escenario y el de Guillier provocaría una caída en la bolsa. Ahora, emitió un informe sobre Beatriz Sánchez, la candidata del Frente Amplio, donde no deja espacio a la duda: Si sigue subiendo será negativo para el mercado.

“La candidata de extrema izquierda Sánchez continúa ganando momentum desde las primarias presidenciales y se ha consolidado en la segunda posición, superando al candidato de la coalición de gobierno Alejandro Guillier”, dice un informe del banco enviado a sus clientes.

“Un posible fortalecimiento de su candidatura sería negativo para el mercado de valores, dadas sus iniciativas económicas poco ortodoxas”. Una de esas políticas sería, por ejemplo, terminar con el sistema de AFP, donde la banca posee importantes inversiones.

Aún así, el informe llama a la calma diciendo que Piñera es el líder indiscutido de la encuesta y que varias figuras de la centro izquierda le han dado su apoyo. “El escenario base sigue favoreciendo un cambio pro mercado en las próximas elecciones presidenciales”, afirman.