La Fiscalía española ordenó este miércoles citar como imputados a los más de 700 alcaldes de Cataluña que anunciaron su apoyo al referéndum de independencia convocado para el próximo 1 de octubre e instó a detener a aquellos que no comparezcan.

El ministerio público recordó que el Tribunal Constitucional suspendió hace unos días cautelarmente la convocatoria de la consulta, y advirtió de que las conductas dirigidas a la organización de la votación pueden constituir delitos de “desobediencia, prevaricación y malversación de fondos públicos”.

En total, 712 ayuntamientos de los 947 que existen en Cataluña se comprometieron en los últimos días a colaborar con la convocatoria. En caso de que los alcaldes no comparezcan al ser citados por la justicia, el fiscal general, José Manuel Maza ordena en su oficio enviar a la policía catalana a detenerlos, comenzando por los de los municipios con mayor población.