Buenos días a todas y todos

Les damos la bienvenida a esta quinta Mesa Nacional de Incidencia Política  “De la reflexión a la acción, medidas para la regulación del Trabajo Sexual”. Agradecemos a los presentes, esperamos que aprovechen esta posibilidad de conocer las diferentes problemáticas que existen en nuestros distintos espacios de trabajo y así poder comprender la necesidad de regulación de nuestros derechos.

Somos mujeres en acción, empoderadas, feministas y parte de una clase trabajadora. Necesitamos que nunca más hablen por nosotras porque a lo largo de este camino hemos demostrado que somos capaces de ser protagonistas de nuestra historia. A pesar de las dificultades que hemos enfrentado y que han vivido muchas compañeras que han dejado su vida en esta lucha.

Hasta el día de hoy seguimos exigiendo justicia por todas las trabajadoras sexuales asesinadas y exigimos al gobierno el esclarecimiento de los casos.

En esta sociedad machista en la que nos tocó vivir, la muerte de una trabajadora sexual no causa conmoción alguna, parece ser que la vida nuestra vale menos por el simple hecho de ejercer un trabajo que esta estigmatizado y criminalizado.

Queremos que dejen de vernos como víctimas, que se diferencie la trata de persona del ejercicio del trabajo sexual y basta de empujarnos a una mayor clandestinidad.

Queremos vivir en una sociedad más justa, libre e igualitaria. Una sociedad que no nos juzgue, no nos castigue, ni nos cuestione. Una sociedad donde las trabajadoras sexuales seamos parte de ella con los mismos derechos. Una sociedad libre de estigma y discriminación. Una sociedad donde podamos acceder a una salud integral, a tener derechos sociales y una jubilación justa.

Es por eso que estamos aquí por quinto año consecutivo para escuchar de boca de nuestras autoridades y algunos representantes, el compromiso con nuestra lucha, por nuestra dignidad y el reconocimiento de nuestros derechos.

El primer año, el 2013, no fue fácil, estábamos en un gobierno de derecha y por primera vez planteábamos un trabajo de incidencias políticas para nuestro reconocimiento como trabajadoras sexuales. Como expositores, contamos con la participación de la Municipalidad de Santiago, el programa de VIH del Ministerio de Salud y la Organización Internacional del Trabajo OIT. Fueron pocos los asistentes pero gracias a este espacio fuimos invitadas a participar del Registro del Instituto Nacional de Derechos Humanos y nos dimos a conocer con otras organizaciones de la sociedad civil.

Al año siguiente, nuestra presencia en el Estado de Chile era más fuerte ya que al ser el primer año de gobierno de la Nueva Mayoría, habíamos sido recibidas por muchas autoridades y pudimos contar con la visión y compromiso público del Programa de VIH/SIDA, la Brigada de Delitos Sexuales de la PDI, el Ministerio del Trabajo, la Senadora Adriana Muñoz y la CORE por Santiago María Antonieta Saa. Sin embargo, al año siguiente, el 2015, no contábamos con muchos avances, aunque cueste creerlo, sólo habíamos avanzado en nuestro trabajo con la PDI. Para el año 2016, ya la cosa fue diferente, nuestra presencia en espacios internacionales nos había posicionado como una voz válida sobre la situación de las mujeres en Chile y Latinoamérica y el Caribe, comenzando a afianzar nuestra posición al interior del movimiento feminista por lo que contamos con la presencia de muchas más voces, así como con la participación de muchas compañeras que estaban viendo afectada su situación por el cambio de mando en la Municipalidad de Santiago.

Como todos los años, esta mesa busca remecer las consciencias, demostrarles la urgencia de la regulación de nuestra actividad laboral, y mediante la conversación, dar cuenta de nuestra realidad como trabajadoras sexuales en este país.

Muy agradecidas por su tiempo, su compromiso a través de los años y por estar presentes este día,  les decimos a todos y todas ustedes que estamos convencidas de que juntas todo es posible y que el futuro es nuestro.