A través de una declaración pública, las 17 organizaciones de mujeres y feministas que convocaron a las y los candidatos para conocer sus compromisos presidenciales en materia de derechos humanos de las mujeres, dieron a conocer su postura ante el debate desarrollado el pasado martes en el ex Congreso Nacional.

En el evento solo se hicieron presentes la abanderada del Frente Amplio, Beatriz Sánchez, y el candidato del PRO, Marco Enríquez-Ominami, una marcada ausencia de cartas presidenciales que fue objeto de cuestionamientos en las redes y provocó molestia dentro de las agrupaciones y mujeres feministas, que esperaban escuchar las propuestas de los aspirantes a La Moneda en temas de género.

Lee a continuación el comunicado completo:

17 organizaciones de mujeres y feministas convocamos a un debate a los/as candidat0/as presidenciales para generar la oportunidad política de conocer los compromisos presidenciales en materia de derechos humanos de las mujeres, por parte de quienes tienen interés en llegar a la Presidencia de la República.

Este evento reunió a más de 300 mujeres de diversos espacios políticos y sociales -organizaciones de mujeres, organizaciones de trabajadoras, de organizaciones lésbicas, trabajadoras sexuales, mujeres con discapacidad, feministas, mujeres de un amplio espectro de partidos políticos, mujeres pobladoras, mujeres de los territorios, dirigentas sociales, entre otras- y se visualizó como un ejercicio democrático imprescindible para la mayoría del país, que somos las mujeres.

El debate sobre los derechos humanos de las mujeres constituyó también una ocasión para que mujeres y feministas presentaran sus demandas políticas frente a quienes buscan gobernar.

Las organizaciones acá firmantes, agradecen a la candidata Beatriz Sánchez del Frente Amplio y a Marco Enríquez – Ominami del Partido Progresista su presencia y debate. Pero declaran con fuerza, que la ausencia de las otras seis candidaturas constata una vez más, la grave distancia entre lo social y lo político. La legitimidad política de quienes pretenden conducir nuestro país en los próximos cuatros años, se juega también en su compromiso real con los derechos humanos de las mujeres y el reconocimiento del trabajo histórico e ininterrumpido por avanzar en ellos de las organizaciones de mujeres y feministas.

Los candidatos de la derecha, manifestaron al inicio de la organización de este debate su negativa a asistir,  mientras que  las candidaturas  de Carolina Goic, Alejandro Guillier, Alejandro Navarro y Eduardo Artés confirmaron una y otra vez su participación.  También comprometieron su  palabra los  comandos y equipos cercanos de trabajo que en todo momento reafirmaron la palabra empeñada por su abanderada y abanderados.

Sabemos que los debates no son el espacio donde  candidatas y candidatos se juegan la búsqueda de votos, sino que constituyen un ejercicio democrático imprescindible para que la ciudadanía pueda conocer las propuestas de quienes aspiran a conducir el país. Estas ausencias no tienen excusas posibles. Las y los candidatos han asistido a diversos debates del mundo empresarial, universidades, debates televisivos y radiales, entre  otros,  por lo que es injustificable que no participaran de un debate sobre el futuro de la mitad de nuestra población que somos las mujeres.

A 27 años de una lenta recuperación de la democracia, afirmamos con fuerza que quienes buscan presidir Chile aún están en deuda con las mujeres. NO SIN MUJERES.

Organizaciones firmantes: Agrupación Lésbica Rompiendo El Silencio, APROFA, Centro Estudios de la Mujer, CIMUNIDIS, Colectivo Conspirando, Coordinadora Autónoma contra la Violencia, Corporación Humanas, Corporación Mujeres Líderes para Chile, Fondo Alquimia, Fundación Margen, Instituto de la Mujer, La Morada, Mesa Acción por el Aborto en Chile, Movimiento Pro Emancipación de la Mujer Chilena, Observatorio contra el Acoso Callejero, Observatorio Género y Equidad y Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres.