El monseñor peruano Javier Del Río Alba fue entrevistado sobre los últimos casos de abuso sexual en su país y la manera en la que la Iglesia y la sociedad deben enfrentar dicha problemática. Al respecto, el religioso señaló que la violencia sexual es especialmente dolorosa porque “es un abuso a la intimidad de las personas. No solamente a los órganos, sino a lo profundo de nuestro ser”.

Del Río es vinculado a una congregación sobre la que pesan diversas acusaciones de abusos sexuales. En su opinión, “el internet con la pornografía está al alcance de un clic incluso para los niños y adolescentes, los padres tienen que cuidarlos, poner filtros. Luego, fundamentalmente, se necesita una educación sexual que debe partir de la familia, no solo explicar los órganos que tiene cada uno, sino el sentido de la sexualidad humana, eso se llama educación para el amor”.

El sacerdote apuntó sus dardos a la “ideología de género”, enfatizando que “promueve las relaciones sexuales desde temprana edad y de modo totalmente libre. De esa manera, por supuesto que sí, la ideología de género es uno de los elementos que coadyuva a que hayan más violaciones”, según consigna DiarioCorreo.

Además, el religioso se refirió a la forma en que la Iglesia se enfrenta a las denuncias de abuso sexual: “Se evalúa si la denuncia es verosímil, inmediatamente se suspende al sacerdote y si se va descubriendo en el mismo proceso que la denuncia es verdadera se le suspende del ministerio y se le obliga a seguir tratamientos psicológico y acompañamiento espiritual”, concluyó.