Un 41% de los funcionarios con contrato en el Sename son militantes de alguno de los siete partidos de la Nueva Mayoría. Si se lleva a la dotación de funcionarios a contrata, aparecen 592 mlitantes, un 14,1% del total.

Eso es una muestra de lo que presenta hoy La Tercera, una revisión inédita a los militantes políticos que son parte de los servicios públicos. El análisis no incluye ministerios, donde sería entendible la adhesión política en cargos de confianza, sino que apunta a los servicios que son, en teoría, técnicos.

En el Consejo Nacional de la Infancia, por ejemplo, el 35,8% de los funcionarios son militantes. En el Senda, la cifra llega al 60% en los funcionarios de planta y a un 16,2% de los que están a contrata.

El Instituto de Previsión Social (IPS), presenta un 32,8%, mientras que el INJUV llega a un 86,9% en planta y 43,8% a contrata. Otros servicios como el Registro Civil registra que uno de cada cinco funcionarios de planta es militante, cifra que llega a un 35,8% en el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes y a un 39% en la Conadi.

Según el Servicio Electoral, quienes son militantes de la Nueva Mayoría no superan las 500 mil personas.