Talca, noviembre 7 de 2017
Excelentísima
Señora Michelle Bachelet Jeria
Presidenta de la República
PRESENTE.-

Vuestra excelencia

En mi calidad de secretario ejecutivo de la Coordinadora Nacional de Atención en VIH/SIDA, me es grato dirigirme a Usted a fin de expresarle mi preocupación por el abordaje que su gobierno ha dado a la respuesta del VIH/SIDA en el país y el trato discriminatorio que nuestras organizaciones hemos recibido por parte de quienes han sido designados por su excelencia para atender estas políticas públicas en las diversas reparticiones del Estado de Chile.

Como es de su conocimiento, ayer comenzó en Puerto Príncipe el III Foro Latinoamericano y del Caribe sobre sostenibilidad de la respuesta al VIH/SIDA, denominado: “poner fin al SIDA en América Latina y el Caribe”, convocado por ONUSIDA y la Organización Panamericana de Salud OPS. Este tercer foro ha sido establecido como una plataforma para el debate y el establecimiento de un conjunto de metas y recomendaciones conjuntas buscando acercar las brechas de los recursos, incluido el aumento del financiamiento interno y la aplicación de respuestas más eficientes y eficaces al VIH/SIDA dentro de un contexto social y político más amplio de la salud.

Desafortunadamente, una vez más, nuestro país no envía representantes oficiales que pudiesen clarificar ante la comunidad internacional las deudas y brechas existentes en Chile y los caminos de acción a seguir para cumplir con las recomendaciones que su gobierno suscribió en el marco del Foro Político de Alto Nivel para el Sida de la Asamblea General de Naciones Unidas en julio de 2016.

Nos preocupa que  su excelencia no haya tenido la cercanía, ni un trato deferente hacia quienes vivimos y  luchamos desde el VIH/SIDA, contrariamente a su compromiso público demostrado en los años ’90 cuando integró la Comisión Nacional del SIDA CONASIDA del Ministerio de Salud.

Desde entonces, Chile ha avanzado significativamente en muchas áreas, pero también ha retrocedido en el abordaje de la pandemia, enfrentando problemáticas más propias de África o del mismo Haití.

Nos acongoja que las autoridades políticas y técnicas no sean capaces de enfrentar colaborativamente un problema complejo para la salud pública y los Derechos Humanos de quienes vivimos con VIH/SIDA, muchas veces producto de no contar con políticas de prevención efectivas y de educación sexual, que no han sido una prioridad dentro de las políticas ministeriales de los ministerios de Educación y de Salud, de su gobierno, a pesar de los continuos llamados de las personas que viven con VIH y de las organizaciones comunitarias que trabajan en la temática, entre ellas la que represento.

Hace unas semanas fue promulgado el decreto modificatorio AUGE, celebramos este avance que por fin garantiza el acceso universal a las terapias para el VIH, pero nos preocupa que en diversos hospitales de la Red Pública de Salud se entreguen medicamentos parcelados porque la Central Nacional de Abastecimiento CENABAS no cumple con sus compromisos de garantizar el suministro regular de medicamentos y de preservativos, poniendo en duda la efectividad de importantes políticas públicas. Del mismo modo, preocupa e inquieta la información parcial e informal que hemos recibido respecto del “Nuevo Modelo de Atención Integral en VIH/SIDA” que implicaría el traslado de la atención en VIH/SIDA desde los hospitales especializados a los consultorios primarios, abriendo las puertas a la discriminación social y local. Esta política pública de ser efectiva violará los Derechos Humanos de las personas viviendo con VIH/SIDA y se transformará en un triste e inolvidable legado de su administración.

Su excelencia, le pedimos a través de esta carta reflexionar sobre la forma en que seguiremos enfrentando el VIH/SIDA en el país y la forma cómo el Estado de Chile seguirá manteniendo las brechas existentes sobre todo en regiones.

Nuestra organización siempre estará dispuesta a participar y dialogar, prueba de aquello es que aún esperamos su aceptación de audiencia que fuera solicitada oficialmente en enero del año pasado en la sede de la CEPAL en Santiago de Chile.

Esperando una acogida favorable a la presente, saluda cordialmente a Usted:

Michael Díaz Rodríguez, Secretario Ejecutivo de la Coordinadora Nacional de Atención en VIH/SIDA