Canadá decidió plantear nuevas condiciones para reavivar el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TTP), en el marco de la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC) que se celebra por estos días en Vietman. Los nuevos requisitos terminaron por impedir la firma.

El canciller Heraldo Muñoz sostuvo que “el ministro de Comercio (de Canadá) estaba de acuerdo anoche con el texto acordado. Pero el primer ministro quería ir más allá”.

No obstante, en canciller restó importancia a las diferencias surgidas y señaló que no afectan a los demás países que negocian la firma del tratado. Además, adelantó que es posible que el acuerdo termine siendo sellado en poco tiempo y que “puede ser cosa de semanas”.

Tras la salida de Estados Unidos, se pensó que el acuerdo moriría. Sin embargo, aún hay países que negocian el TPP. Entre ellos, Australia, Brunei, Canadá, Chile, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam.

Por su parte, el ministro de Comercio de Canadá, François-Philippe Champagne, sentenció que  “somos constructivos y creativos, pero seamos honestos: hay discusiones que son difíciles (…) Lo importante no es la velocidad sino los resultados”.

El secretario de Estado canadiense recalcó que “para Canadá es mucho más importante alcanzar un buen acuerdo que un acuerdo rápido. Nuestra tarea aquí es establecer las condiciones del comercio en la región Asia-Pacífico para las próximas décadas”.

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores se refirió a las críticas y al rechazo que el acuerdo genera en algunos sectores de la sociedad civil y manifestó que “se han hecho todos los ajustes que para Chile eran necesarios, se han dejado de lado un conjunto de materias que tienen que ver con Internet, por ejemplo, con propiedad intelectual (…) eran asuntos que si bien a Chile no le complicaban, eran materias que preferíamos dejarlas fuera de un acuerdo”.