Fue una noche de gloria para Gremio. Hace una semana, habían dado el primero golpe en Porto Alegre con el 1 a 0 sobre Lanús en la final de la Copa Libertadores.

Ahora, en Argentino, se repitieron el plato: Un 2 a 1 que coronó a Gremio como el mejor equipo de América.

A las 21, Fernandinho silenció al Estadio La Fortaleza, ubicado en la provincia de Buenos Aires, con un letal contra golpe que definió con un cañoñazo.

Pero fue a los 41′ el golpe definitivo. Luan le puso la magia a la final desparramando rivales y definiendo con calma y perfección ante la salida de Andrada. Una vaselina que quedará para los registros.

Por último, el histórico de Lanús, José Sand anotó el descuento mediante un penal, pero no fue suficiente para darlo vuelta.

Con esto, Gremio de Porto Alegre dio la vuelta olímpica y conquistó su tercera Copa Libertadores. Ahora, clasificó directamente al Mundial de Clubes, donde tendrá como principal rival a vencer al todopoderoso Real Madrid de Cristiano Ronaldo.

Una de las figuras de los brasileños es uno bastante conocido por los chilenos. Lucas Barríos, ex Temuco, Cobreloa y Colo Colo. “Estoy muy feliz, con un objetivo cumplido, que era venir aquí y ganar la Copa. Lo hicimos gracias a Dios. Nos vamos a casa con la Copa”, aseguró tras el triunfo.

El técnico campeón, Renato Gaúcho, afirmó que “es un momento maravilloso. Los jugadores son verdaderos guerreros… No tengo palabras para describir esto, realmente lo merecí­amos”.