“Uno espera en política que la gente tenga posiciones definidas: estás o no estás o te abstienes”: esta fue la respuesta del candidato presidencial Alejandro Guillier ante el pronunciamiento realizado ayer por el Frente Amplio ante la segunda vuelta electoral, quienes no decidieron no apoyarlo directamente.

Sin embargo, el conglomerado aseguró que la opción de Sebastián Piñera representa un “retroceso” para el país, algo que leyeron desde el comando del candidato como una forma de apoyo.

Al respecto, Guillier agregó que “sabía que iba a pasar esto porque el Frente Amplio no es un partido, es un movimiento con muchos grupos, entonces ponerlos de acuerdo debe ser difícil”.

Además, el abanderado reconoció que “los lideres no tienen el control del voto de la gente. Antes había mucha lealtad y disciplina a los partidos porque la gente militaba, pero ahora la gente es más libre y vota por sí misma”.

“Es un error que uno empiece a focalizar en los dirigentes, uno tienen que dirigirse a los ciudadanos”, argumentó Guillier, agregando que piensa piensa convencer al electorado del Frente Amplio “entendiendo bien lo que está pasando en el país”.