Al igual que como era Chile antes de la aprobación de la despenalización del aborto en tres causales, El Salvador forma parte de los países más restrictivos en esta materia, y en el último tiempo ha tenido una serie de mujeres condenadas a prisión por esta práctica.

Tal es el caso de Teodora del Carmen Vázquez (33), mujer que fue condenada en 2008 a 30 años de prisión por homicidio calificado de su bebé en 2007. Una decisión judicial que este miércoles fue confirmada por el tribunal de apelaciones de San Salvador (capital de El Salvador).

La argumentación de la defensa, de Amnistía Internacional y de las organizaciones sociales que apoyan a Teodora Vásquez es que tuvo una hemorragia severa y el bebé nació muerto. Sin embargo, la fiscalía insiste en que la mujer “estranguló” al bebé.

“Es realmente sorprendente, asombroso, espantoso que estas mujeres sean condenadas por sufrir un aborto espontáneo, por dar a luz un bebé muerto”, dijo la portavoz del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Liz Throssel.