Durante el pasado miércoles, se difundió un terrible caso de maltrato animal en redes sociales: una gata preñada fue apaleada hasta la muerte al interior de un supermercado Unimarc de la comuna de Las Condes.

El hecho ocurrió el 15 de diciembre en el local de Manquehue y provocó la presentación de una querella por parte del alcalde Joaquín Lavín, en el marco de la ley de tenencia responsable. La matanza se hizo pública a través de la denuncia de un grupo animalista, que contó con la declaración de una trabajadora del supermercado que contó que se trataba de una gata que entraba al lugar para alimentarse.

“La mataron a palos y la gatita estaba preñada. Después de perseguirla por todo el local la metieron en una caja y la apalearon”, contó la mujer. El hecho también fue denunciado por la actriz Gloria Laso a través de su cuenta en Twitter: “Mataron a una gatita preñada a palos. Monstruos sin alma”, escribió.

El trabajador responsable de la acción fue Jimmy Robertson Jara, quien fue desvinculado de la empresa, donde aseguraron que “actuó por iniciativa propia, contraviniendo las órdenes del gerente de tienda”.

El caso ha despertado la indignación y la solidaridad de cientos  de personas en redes sociales, quienes llaman a funar directamente al local –en una convocatoria programada para este jueves– y a no comprar en Unimarc como señal de rechazo a su trato hacia los animales.

“No seamos pasivos ante estas situaciones, no sirve de nada avanzar económicamente si nos deshumanizamos. Y no compre en #unimarc hasta que todas las denuncias y cuestionamientos que están surgiendo sean aclarados”, consignó en su Facebook Fundación Adopta, organización dedicada al rescate, esterilización y rehabilitación de felinos.

Lee algunos de los comentarios en Twitter: