La cantante Lorde decidió cancelar un concierto que había agendado en Tel Aviv luego de que dos fanáticas pro palestina escribieran una carta dirigida hacia ella en la que la invitaban a sumarse al “boicot económico, intelectual y artístico” contra el gobierno israelí.

“Hoy, millones de personas se oponen a las políticas de opresión, depuración étnica, violaciones de los derechos humanos, ocupación y apartheid del gobierno israelí. Como parte de esta lucha, creemos que un boicot económico, intelectual y artístico es una manera efectiva de hablar en contra de estos crímenes. Esto funcionó muy eficazmente contra el apartheid en Sudáfrica, y esperamos que pueda funcionar de nuevo”, señalaba la misiva que dirigida a la cantante.

Debido a esto, la artista suspendió de manera definitiva su presentación agendada para el próximo 5 de julio. De esta manera, la neozelandesa se suma a otros artistas que han tomado el mismo camino como Roger Waters, Lauryn Hill y Gorillaz.

La artista escribió un comunicado para hacer pública su decisión donde señaló: “hola chicos, sobre el espectáculo en Israel. He recibido una cantidad abrumadora de mensajes y cartas y he tenido muchas discusiones con personas que tienen muchos puntos de vista, y creo que la decisión correcta en este momento es cancelar el show“.

Junto con esto señaló que “ha sido un sueño para mi visitar esta hermosa parte del mundo durante muchos años, y lamento mucho revertir mi compromiso de ir a tocar para ustedes. Espero que algún día todos podamos bailar”.