El Primer Juzgado de Garantía de Santiago se declaró competente para ver y resolver la causa en contra de quienes resulten responsables por cuasidelito de homicidio en el accidente del avión Casa 212, que se precipitó al mar en el archipiélago Juan Fernández el 2 de septiembre de 2011.

El magistrado Fernando Guzmán remitió al Ministerio Público los antecedentes aportados por los denunciantes y querellantes, y solicitó la inhibición de la justicia militar para continuar la tramitación del caso.

De este modo, en relación al escrito presentado por el abogado Cristián Arias, en representación del viudo de la pasajera Galia Carolina Díaz Riffo, el tribunal acogió la denuncia por cuasidelito de homicidio.

Además, el magistrado Guzmán declaró admisible la querella interpuesta por los familiares de la piloto de la aeronave siniestrada Carolina Fernández Quinteros y del tripulante Eduardo Estrada Muñoz, ordenando “su envío, junto con los documentos acompañados, al Ministerio Público para su tramitación”.

Junto con esto, el tribunal solicitó la inhibición de la justicia militar. En la resolución, el juez Guzmán considera la modificación legal que restringió la competencia de los tribunales militares en causas que involucren a civiles, como víctimas o imputados, en 2010.

Respecto a la inhibición de la justicia castrense, el juzgado comunicó que si ésta insiste en su competencia, será la Corte Suprema quien determine donde deberán seguir las indagatorias.