Hermanos de Italia es el partido de extrema derecha socio menor de la coalición tripartita encabezada por Silvio Berlusconi, apodado como “Il Cavaliere”, que apunta a triunfar en las elecciones del próximo 4 de marzo en este país.

Su líder, Giorgia Meloni, de 41 años, está suavizando su imagen para aumentar el atractivo del partido y llegar a ser la primera mujer de Italia en ser primera ministra. Según las encuestas, las posibilidades de que cumpla su ambición son muy remotas: Hermanos de Italia, descendiente del post-fascista Movimiento Social Italiano (MSI), tiene entre un 5 y un 6% de apoyos.

Sin embargo, el gran interrogante es quién se quedará con el cargo de primer ministro si la alianza alcanza el 40% necesario para gobernar.

Una condena por fraude fiscal impide a Berlusconi ocupar el cargo hasta 2019. “Il Cavaliere” habla de Salvini como su próximo ministro de Interior, pese a que el lema de campaña del líder de la Liga Norte, “Salvini como primer ministro”, es bastante claro sobre sus intenciones.

Pero la campaña electoral ha sido buena para Meloni. En especial, en el centro de Italia y en las zonas más pobres del sur, donde a Matteo Salvini, líder de la Liga Norte (su socio de extrema derecha en la coalición), le ha costado conseguir apoyo. Su discurso “primero, los italianos”, las ideas contra la Unión Europea (UE) y las promesas de preservar la familia tradicional y mejorar las vidas de los italianos de a pie, en vez de complacer a las grandes empresas, le han ganado el apoyo de los desilusionados con la izquierda.

Las opiniones de Meloni sobre los extranjeros son radicales: está en contra de conceder la ciudadanía a los nacidos en Italia de padres extranjeros. Cuando Italia quedó fuera del Mundial de fútbol, dijo que era porque había “demasiados” extranjeros en la Liga italiana. Además, se opone al matrimonio homosexual y a que los homosexuales adopten a los hijos de sus parejas.

Todavía no se ha dicho qué función ocuparía Meloni, pero en esta carrera electoral tan impredecible, la idea de convertirse en la próxima líder de Italia podría no ser tan alejada como parece.

Ministra de Juventud de Berlusconi

Nacida y criada en Garbatella, una zona obrera de Roma, Meloni se involucró en política por primera vez a los 15 años, cuando se registró en el Fronte della Gioventù, la sección juvenil del MSI. Era 1992 y su interés por la política se despertó con el derrumbe del orden político italiano vigente desde la posguerra, también llamado la Primera República, en medio de una serie de escándalos que dejaron al descubierto la corrupción generalizada y la influencia de la mafia.

Su ascenso en política se vio facilitado con la aparición de Berlusconi, que llegó al poder por primera vez en 1994 en una coalición con la Alianza Nacional y la Liga Norte. El Gobierno sólo sobrevivió un año, pero la alianza volvió en su segundo mandato de 2001. En 2006 Meloni se convirtió en la vicepresidenta más joven de la Cámara de Diputados. Dos años después, Berlusconi regresó para su tercer período como primer ministro y la nombró ministra de Juventud. La Alianza Nacional se disolvió en 2009. En 2012, Meloni fundó Hermanos de Italia.