Se mantiene siempre en el foco de la polémica. Desde su aparición en el debate público a raíz de los incendios forestales del verano pasado y el préstamo del Supertanker, Lucy Ana Avilés, la psicóloga y nieta del fundador de la cadena de supermercados Walmart, no ha dejado de opinar y posicionarse en los temas de interés actuales.

La reciente entrevista de Daniela Vega motivó sus críticas. En palabras al medio británico The Guardian, la exitosa actriz habló de su vida y de las dificultades que ha enfrentado a raíz de su identidad trans, recalcando que “no necesito ser violenta, no tengo que insultar a nadie. Mi mera existencia perturba a esa gente”.

Además, en la entrevista, la protagonista de “Una Mujer Fantástica” confesó que le “causa un placer físico molestar a los conservadores”, palabras que calaron hondo en la reflexión de la joven Avilés.

“Me genera rechazo físico el que a ti te genere placer físico molestar a los conservadores. Me decepcionó saber que la incomodidad de algunos te entrega placer“, escribió en su cuenta de Twitter, citando la entrevista de la actriz. De inmediato, la filántropa chilena comenzó a recibir una serie de críticas de los usuarios en la red social.

Más tarde, atendiendo a uno de los comentarios que recibió, Lucy Ana recalcó que “terrible debe ser la discriminación a la que fue víctima, por eso llama más la atención aún que sienta placer incomodando a otros! Suena perverso”.