Después de un activo febrero producto del abierta pugna entre el Ministerio Público y Carabineros, a raíz de las acusaciones de manipulación de pruebas que inculpaban a comuneros mapuche, esta semana comienzan dos de los juicios más mediáticos de los últimos años.

Se trata de los casos Luchsinger Mackay e Iglesias, cuyos juicios orales se inician hoy lunes y mañana martes respectivamente. Ambos serán en el Tribunal Oral en lo Penal de Temuco.

El primero se inicia hoy a las 9 de la mañana. La Fiscalía, junto a la Intendencia regional y a la familia Luchsinger, acusan a José Córdova Tránsito, Sergio Catrilaf Marilef, Aurelio Catrilaf Parra, Eliseo Catrilaf Romero, Herán Catrilaf Llaupe, José Tralcal Coche, Sabino Catrilaf Quidel, Juan Tralcal Quidel, Luis Tralcal Quidel, José Manuel Peralino Huinca y la machi Francisca Linconao Huircapan de orquestar el incendio del 3 de enero del 2013, que terminó con la vida de Werner Luchsinger y Vivian Mackay.

Vale recordar que esta será la repetición del mismo juicio, que terminó absolviendo a los 11 comuneros mapuche en octubre pasado, en un fallo particularmente crítico con la débil prueba presentada por la Fiscalía, la que fue incapaz de probar la participación de los acusados en el atentado.

Sin embargo, la Corte de Apelaciones revocó el fallo y ordenó su repetición. Ahora serán los jueces Germán Varas, Rocío Pinilla y Ximena Saldivia quienes deberán escuchar las mismas pruebas y los mismos testigos de la vez anterior, pues no se podrá ingresar nuevas pruebas.

La acusación contra los 11 comuneros se basa principalmente en el testimonio del imputado José Peralino Huinca, quien habría reconocido su participación y delatado a sus compañeros en dos declaraciones realizadas a la PDI y al fiscal Luis Arroyo. Esto bajo la figura de la “delación compensada”, incluida en en la Ley Antiterrorista.

El problema es que Peralino se retractó en su formalización y acusó a los oficiales de la PDI Guillermo Vilches y Claudio Leiro de torturarlo y amenazarlo para dar un falso testimonio.

La declaración de Peralino, incluida en el juicio a través de los testimonios de los mismos oficiales de la PDI, será analizada y revisada por los jueces. Se proyecta que el juicio dure 39 días.

Iglesias: Juicio tras un año y medio

Fue en junio de 2016 cuando el lonco Alfredo Tralcal y los hermanos Pablo, Ariel y Benito Trangol fueron detenidos por la quema de un templo evangélico en el sector de Truf Truf, camino a Niágara, comuna de Padre de las Casas.

Durante más de un año estuvieron en prisión preventiva sin mayores avances en la causa, situación que motivó una extensa huelga de hambre de parte de los comuneros mapuche, quienes llegaron a estar al borde de perder la vida. Solicitaban que se retirara el carácter terrorista de la querella y así apurar el juicio, pues la ley Antiterrorista permite alargar los juicios y, así, permitir que la prisión preventiva se alargue incluso hasta dos años.

Los magistrados Luis Torres Sanhueza, Luis Sarmiento Luarte y Patricia Abollado Vivanco serán quienes deberán analizar las pruebas a partir de mañana martes, durante los 29 días que se espere que dure el juicio.

Por determinación del Poder Judicial, ninguna de las dos causas se transmitirá vía streaming.

En paralelo, también el día de mañana, en la Corte de Apelaciones de Temuco se vivirá una jornada de apelaciones en el marco del Caso Huracán, que indaga la manipulación de evidencias de parte de Carabineros en contra de comuneros mapuche.