Ayer, a través de un comunicado, el presidente electo Sebastián Piñera anunció el esperado fideicomiso ciego que administrará sus negocios durante el tiempo en que se encuentre en La Moneda.

Se trata de US$1.170 millones -alrededor de 705 mil millones de pesos-, que serán administrados por las firmas BTG Pactual Chile, Moneda y Altis.

Según precisó Piñera, son cuatro mandatos obligatorios según la Ley 20.880 y otros dos fideicomisos ciegos voluntarios. Estos abarcan toda su fortuna en Chile y el extranjero, así como la de su esposa, Cecilia Morel y los negocios de sus hijos dentro del país.

El problema, es que las cifras entregadas por  el futuro presidente -US$1.700 millones- no coincide con la información que apareció justo un día antes, cuando Forbes elaboró el ranking de los millonarios del mundo.

En dicho listado, Sebastián Piñera ocupa el lugar 859° del mundo. Es el 5° chileno con mayor fortuna, la que Forbes cifra en US$2.800 millones. Es decir, US$1.100 millones más del fideicomiso ciego.

El perfil de Sebastián Piñera en la página de la prestigiosa revista económica asegura que, al 8 de marzo de 2018, la fortuna es de US$2.800 millones. También se incluye un breve perfil, que da cuenta de que, además de ser dos veces electo presidente de Chile, Piñera hizo su fortuna gracias a Bancard, empresa creada en 1976.