Cuando faltan apenas tres días para que la presidenta Michelle Bachelet deje su cargo, la Mandataria se refirió a las críticas que tuvo que enfrentar durante su mando y cuestionó el tono de las acusaciones en su contra.

Durante la noche del jueves, en el programa Mentiras Verdaderas, la periodista Julia Vial le preguntó si se había sentido juzgada más duramente en su cargo por el hecho de ser mujer. Al respecto, Bachelet contestó que “no sé si más, pero ha habido un sesgo sexista y machista”.

“Efectivamente, no se juzga de la misma manera. Lo que en un hombre puede ser visto como sensibilidad, en una mujer puede ser visto como debilidad”, se explayó la Presidenta.

A su juicio, lo más importante es que “uno sea genuina, como es. En algún momento me preguntaron si yo no tenía que cambiar mi forma de ser para que la gente entendiera que había autoridad, pero la verdad es que yo siempre he preferido ser como soy”,  sostuvo.

Además, la Mandataria se refirió a los momentos difíciles que tuvo que experimentar en estos cuatro años de mandato: “Hubo momentos difíciles en lo familiar y personal, ha habido momentos difíciles como país en el tema de los desastres naturales, donde uno tiene que acoger el dolor, la rabia, la impotencia de la gente. Ha habido momentos duros donde hay una crítica brutal, despiadada muchas veces; porque yo creo en la crítica, pero una crítica que es constructiva”, argumentó.

Por último, Bachelet descartó que el arribo de Sebastián Piñera a La Moneda signifique un retroceso para sus reformas.

“Yo espero que no se retroceda en los logros que han sido importantes para la gente, pero también quiero decir que la oposición -que tiene que ser constructiva- va a estar activa y va a hacer oír su voz (…) Hay logros que no pueden quitársele a la gente”, cerró.