“Bachelet está preparando un escenario para una tercera postulación”, dijo hace unos días el analista Ascanio Cavallo durante una conversación con Carola Urrejola en T13 Radio. Argumentó que sólo así se entiende la excesiva preocupación por su legado, plan que este verano fue prioridad de sus ministros y asesores y que se vio truncado por el fracaso de la Operación Huracán.

“A los presidentes les gusta quedarse”, agregó Cavallo.

Sin embargo, fue la misma mandataria saliente quien, al menos en las palabras, descartó la tesis del periodista y miembro del directorio de la consultora Tironi Asociados.

En la mañana de este 11 de marzo, mientras se tomaba la última fotografía oficial de su gobierno junto a su gabinete de subsecretarios, Bachelet respondió a adherentes e incluso a algunos ministros que citaban a Nicanor Parra y su famoso “voy & vuelvo” para pedirle que sea candidata por tercera vez en 2021.

Sin embargo, la presidenta dejó claro que en sus planes no está regresar a La Moneda: “ya lo dije, yo no vuelvo… a esto no vuelvo”, dijo entre risas a sus subsecretarios a modo de cierre de su cargo. Ellos, por su parte, le devolvieron el saludo agradeciéndole su labor y la confianza en estos 4 años de gobierno.

Michelle Bachelet llegó a las 8:20 horas al Palacio de La Moneda, donde saludó a cientos de seguidores apostados en la Plaza de la Constitución, que enarbolaban banderas de los partidos de la Nueva Mayoría, sobre todo del PS, pero también había algunas de la DC.

Justo antes de tomarse la foto, la mandataria echó la talla con el subsecretario Edgardo Riveros (Relaciones Exteriores), uno de los más cercanos con ella del grupo. Al mismo tiempo, Juan Eduardo Faúndez, subsecretario de Servicios Sociales, tuvo que subir a la tarima en muletas a causa de un corte de ligamentos en una pichanga.