Durante la semana pasada, la ex camarógrafa Peyton Brown, quien trabajó en la producción de la exitosa serie “Strangers Thins” en Netfix, acusó a los hermanos Matt y Ross Duffer, creadores de la serie, de sostener un ambiente laboral hostil para las mujeres, “abusando verbalmente” de ellas durante la filmaciones. 

A través de una publicación en Instagram, Brown aseguró que renunció antes de comenzar la tercera temporada como una forma de manifestar apoyo a sus compañeras: “No seré parte de la filmación de la temporada tres de Stranger Things. ¿Se preguntarán por qué?Bueno, fui testigo de cómo dos hombres en altas posiciones de poder buscaron y abusaron verbalmente de varias mujeres. Me prometí a mí misma que si estuviera en la situación para decir algo, lo haría”, sostuvo.

La trabajadora apuntó contra los hermanos Duffer y señaló que durante el rodaje hubo “gritos, insultos, amenazas y personas fueron despedidas o forzadas a renunciar por ambas personas”. 

Momentos más tarde, la ex productora de la serie eliminó su comentario, pero los creadores de la serie respondieron a través de un comunicado: “Estamos muy tristes de saber que alguien se sentía incómoda en nuestro set. Debido al gran estrés que supone la producción, a veces los nervios son muchos, y por eso, pedimos disculpas”, aseguraron.

Los guionistas manifestaron que “creemos profundamente que debemos tratar a todos bien sin considerar su género, orientación sexual, raza, religión o cualquier otra cosa”.

Por último, agregaron que permanecerán comprometidos en “proveer un ambiente de trabajo seguir y colaborativo para todo el mundo en nuestras producciones”.

En tanto, Netflix inició su propia investigación para descubrir lo ocurrido, tal como pasó luego de las acusaciones en contra de Kevin Spacey, ex protagonista de House of Cards. Sin embargo, la plataforma anunció que “no han encontrado irregularidades” respecto a la actitud de los hermanos Duffer.

La serie estrenará su tercera temporada durante 2019, con la inclusión de tres nuevos personajes.