Un auto atropelló a una multitud en la ciudad alemana de Münster, ubicada al noroeste del país germano. La acción generó la muerte de algunas personas y dejó decenas de heridos.

El responsable del incidente se suicidó tras lo ocurrido y aún no se puede saber su identidad, según consigna DPA y Reuters.

Según la información de la policía, hasta ahora hay tres muertos y 30 heridos. También se convocó a que los habitantes despejen la zona, que fue acordonada, según indica Abc.es.

Un vocero de la policía señaló que “no puede descartarse que haya sido un ataque terrorista“. En este momento helicópteros de la policía sobrevuelan la zona, mientras que agentes buscan explosivos en las inmediaciones del lugar.