El destacado psiquiatra chileno, Claudio Naranjo, mostró su visión sobre la educación chilena a la cual tildó de “idiotizante”.

En una entrevista con la Revista Sábado, Naranjo puso énfasis en que es necesario comenzar a preocuparse del contenido de la educación y que es importante que ésta se plantee como un ejercicio para pensar la vida.

“La educación idiotiza. Tenemos una educación idiotizante. Y aunque se trate de resolver los problemas económicos de la educación, ya es hora de que alguien se preocupe del contenido y que esta sea para que la gente tenga más desarrollo, no solo para que aprenda cosas”, afirmó.

El psiquiatra afirmó que es necesario reconocer que la educación en Chile es “nefasta”, no obstante reconoce un avance con respecto a la gratuidad.

“Es un avance, pero para mí, gratuita o no, la educación es nefasta mientras no se reconozca que es nefasta. Es como la locura: los locos nos saben que están locos. La educación Waldorf, Montessori, son islas, son buenas iniciativas pero no resuelven el problema de la educación colectiva. La educación pública debiese ser una educación para la vida, no solo para pasar exámenes. Que enseñe a ser persona, a ser humano. La educación actual es deshumanizante, enseña a que uno se parezca al teléfono móvil, que funcione automáticamente”, agregó.

Para cerrar, Naranjo, explicó qué es lo más importante para él en la actualidad. “La sabiduría, entendiendo por sabiduría no el saber cosas, sino que saber quién soy. Hay gente que de pronto se apasiona con descubrir quién es, qué cosa es verdadera en él. Quién es en el fondo, más allá de lo que desempeña, más allá de las cosas que ha aprendido, de los servicios que hace. Esa pregunta remite a entender qué es el yo. Me falta ese camino”, reconoció.