En medio de la discusión por la Ley de Identidad de Género en el Congreso, uno de los diez nombres que llamó la atención al aparecer este lunes como uno de los expositores en la Comisión Mixta –instancia formada por cinco diputados y cinco senadores que analiza el proyecto– es Igor Vega, el papá de la actriz Daniela Vega.

Luego de explicar que es “cristiano, católico y practicante del ala liberal de la Iglesia” y que “no pertenezco a ningún partido ni ONG, tampoco soy activista”, Vega señaló que acudió hasta la instancia “a título personal para dar un testimonio de vida”.

En los cinco minutos de exposición, el ingeniero recalcó en su relato que para él todo el asunto se basa en el amor en familia. “Desde nuestro matrimonio en 1989 criamos a nuestros dos hijos en base al amor y la comprensión, respetando su esencia y particularidades“, explicó.

“Uno de nuestros hijos llegó a nuestras vidas con una bellísima y especial forma de ser, y con el tiempo empezó a mostrar signos de que estábamos criando a una hija”, dijo, agregando que “comenzamos nuestro caminar integrando a toda la familia”, y que de a poco ella fue mostrando muchas de sus virtudes como la voz para el canto lírico y el gusto por la lectura y las artes.

“Como padre solo estaba cumpliendo con mi deber, pero no fue fácil porque después tuvimos que enfrentarnos con la capa siguiente, la sociedad. Y el poder legislativo está en deuda, no encontramos una Ley de Identidad de Género que nos hubiera facilitado la vida y en especial a nuestra hija”, agregó.

El padre de la protagonista de “Una Mujer Fantástica” se refirió a la situación que enfrentan las personas trans en la actualidad, en que son “muchas familias están sufriendo y no cuentan con un Estado protector”, y llamó a la aprobación de la ley ya que así “estarán ayudando a salvar vidas”.

“Mi hija hoy tiene 28 años de edad, está resuelta, pero si no le hubiésemos entregado las herramientas, amor, dedicación y empatía, lo mas probable es que sería otra la realidad”, cerró.