Las polémicas del último Superclásico del fútbol chileno se mantienen a dos días de terminado el encuentro, que concluyó con una victoria 1-3 para Colo-Colo. Durante el pasado lunes se filtraron versiones que apuntan a la responsabilidad del portero albo, Agustín Orión, en insultos racistas dirigidos al lateral de la Universidad de Chile.

“Ya está, mono hijo de puta”, habría sido la frase del arquero colocololino que provocó la aireada reacción de Beausejour y su descontrol en la cancha. La discusión terminó con el lateral llorando en su ingreso al camarín, luego de un fuerte enfrentamiento con su compañero Mauricio Pinilla, quien intentó animarlo a salir rápido de la cancha.

Al interior de la “U” creen que el golero provocó a Jean y buscarían que su actitud racista fuera sancionada: sin embargo, según reveló El Mercurio, Beausejour se habría negado a denunciarlo directamente.

“Nunca voy a filtrar algo de ese tipo… Independiente de lo que me haya dicho, para mí queda ahí”, fueron las palabras del seleccionado chileno en la conferencia de prensa donde pidió perdón a los hinchas por su actitud en el encuentro.

Según el medio, “Jean Beausejour pidió disculpas, esbozando, a nivel interno, el principal motivo de su airada reacción: un supuesto insulto racista de Agustín Orión”. 

Pese a que el jugador no parece interesado en denunciar la actitud racista del portero rival, la dirigencia estudiantil analiza la idea de presentar las imágenes al Tribunal de Penalidades.

Mira el momento a continuación: