Fue en la noche de ayer y la madrugada de hoy que los recolectores de basura del municipio de Santiago iniciaron un paro de protesta, negándose a recoger la basura durante su turno.

El problema, según demandan, es que desde principios de año no se les han pagado las horas extraordinarias, a pesar que desde la alcaldía han dicho “hora extra, hora pagada”.

“Tenemos un problema que se acarrea como hace cuatro meses, ya que cada vez que se informan las horas extraordinarias se rebajan y no sabemos por qué, ya que deberían pagarse”, dijo a Radio Bío Bío Óscar Armijo, presidente de la Asociación de Funcionarios Municipales de Santiago.

El mismo Armijo aseguró que el conflicto no tiene que ver tanto con el alcalde Felipe Alessandri, sino que es más bien dirigido contra la Administración Municipal.

Desde el municipio activaron las alarmas e iniciaron conversaciones con los choferes de la basura, además de efectuar planes de contingencia para la recolección, pidiendo ayuda a otros municipios.