Elías Briones, un ex gendarme que asegura haber sido despedido, denunció una serie de conductas discriminadoras de parte de la institución tras haber participado en el concurso “Míster Gay”.

“Me cambiaban de unidad constantemente y siempre donde llegaba había un oficial que ya sabía de mis antecedentes, los que se encargaba de divulgarlos entre mis colegas e incluso con la población penal”, relató el joven al diario Austral de Temuco.

Tras superar dos rondas de clasificación en el concurso, Briones vivió tratos vejatorios por parte de sus superiores y compañeros. Por ello, decidió presentar una demanda por vulneración de derechos contra la institución que depende del Ministerio de Justicia.

Al respecto, su abogado Víctor Sagredo explicó que “la baja es coincidente con la postulación al concurso y creemos que es la gota que rebalsa el vaso para la institución ya que en él se publicitaba como un gendarme que participaba de un concurso”.

A Briones se le prohibía usar los baños y dormitorios donde pernoctan sus compañeros de trabajo: “Cuando utilizaba los servicios para comer debía ir a lavarlos con cloro, porque era una orden que me daban los superiores”, relató.

Por ello, el ex gendarme asegura que su despido estuvo antecedido de hostigamientos y discriminaciones arrastradas desde 2009, cuando se le diagnosticó como portador de VIH.

“En una formación me sacaron adelante y el jefe de destacamento les cuenta a viva voz a mis colegas que yo era portador del VIH, que se los hacía saber para que tuvieran cuidado”, contó.

Por su parte, en Gendarmería habrían indicado que la salud de Briones era “incompatible con el ejercicio de sus funciones por tener un trastorno de personalidad y un trastorno de adaptación crónico”.

Pese a que se realizó un sumario administrativo en que el Gendarmería ordenó sanciones contra dos funcionarios, éste nunca se hizo efectivo y terminó por prescribir con el paso del tiempo. A juicio de su abogado, la razón del despido es arbitraria e irregular: “Este diagnóstico de trastorno de la personalidad es totalmente falso y de ser verdadero se habría detectado cuando don Elías ingresó a las filas de Gendarmería”, argumentó.