Como #NocheDeGuerreras se tituló el capítulo de la madrugada de este miércoles 25 del programa de Chilevisión, “La noche es nuestra” que, haciéndole gala a su nombre, contó con la participación de la comediante Natalia Valdebenito y las deportistas de la selección nacional de fútbol, Carla Guerrero, Geraldine “La Patrona” Leyton y Fernanda Pinilla.

Las figuras de La Roja aprovecharon el espacio para acusar la falta de apoyo económico en las ramas femeninas del fúbtol y la falta de profesionalización de la liga. “Hay una ducha y somos 24”, afirmó Leyton. Sus compañeras, añadieron que “No podemos vivir del fútbol”, contando que para viajar a las competencias deportivas deben hacerlo en bus, incluso en largas distancias, recordando que una vez jugaron en Puerto Montt, bajando del bus a las seis de la mañana, para comenzar a jugar dos horas después. Incluso “nosotras pagábamos para jugar”, revelaron. “Me da rabia, porque tenían que esperar que ganaramos para tomarnos en cuenta”, añadió Geraldine Leyton.

Las subcampeonas de la Copa América 2018, también se refirieron a las abismales diferencias entre los sueldos de futbolistas hombres y mujeres y el dispar apoyo comercial: “Las marcas de zapatos auspician a jugadores que tienen para comprarse zapatos, ¿por qué no nos auspician a nosotras, que no tenemos?”, dijo Carla Guerrero.

Las deportistas hablaron del machismo y los prejuicios que han debido enfrentar por jugar un deporte que, social y culturalmente, está ligado al sexo masculino. “Mi papá odiaba que yo jugara a la pelota, y mis amigos al principio me molestaban y cuando se dieron cuenta que yo era mejor que ellos, me invitaban a jugar”, contó “La Patrona”. Por su parte, Fernanda Pinilla fue más  categórica con respecto al tema: “Al loco que no le gusta que una mujer juegue a la pelota es porque no le pega ni al quinto bote”.

Las jugadoras fueron apoyadas durante todo el programa, por los comentarios de Natalia Valdebenito, quien aseveró que las diferencias entre hombres y mujeres no sólo se da en el fútbol, sino en todas las lides sociales, argumentando que a ella también le toca enfrentar, en el rubro del humor, la batalla para hacerse un espacio en un mundo dominado por el género masculino. La comediante tildó de “injusta” la responsabilidad añadida que tienen las deportistas por su rol de mamá: “Al loco que no le gusta que una mujer juegue a la pelota es porque no le pega ni al quinto bote”.