Un verdadero papelón se mandó anoche la Universidad de Chile en Brasil. Por 7-0 cayó el cuadro azul ante el Cruzeiro, en duelo válido por el grupo E de la Copa Libertadores.

Ángel Guillermo Hoyos, el DT de la escuadra, estaba suspendido para el partido, el que siguió desde el hotel y vio cómo su equipo fue humillado en el Mineirao.

Carlos Heller, controlador de Azul Azul, convocó a una rueda de prensa esta mañana y se especula desde ya con el despido de Hoyos, que se ha comido dos goleadas seguidas: El 6-1 ante Calera del fin de semana y esta última en Brasil.

Pese a todo, los azules aún tienen esperanza de clasificación, pero son dependientes de los partidos que le quedan a sus verdugos de anoche, el Cruzeiro.

Johnny Herrera, capitán de Universidad de Chile, no dudó en calificar esta noche como una “vergüenza” la dura derrota. El elenco colegial fue un un equipo sin chispa en el Mineirao de Belo Horizonte. El golero declaró que “nos vamos tremendamente amargados, esto no lo esperaba nadie. Es una vergüenza tremenda para la institución, nos vamos muy dolidos, pero esto lo sacamos adelante todos”.

“Acá pierde el equipo, no el cuerpo técnico ni los dirigentes, somos una familia. Es difícil afrontar una situación como esta, nunca lo hemos vivido. No es fácil. Hace 10 días éramos de las mejores defensas de Sudamérica. Tenemos que replantearnos y hacer una retrospección profunda”, agregó.

Por su parte, el carrilero Jean Beausejour indicó que “estamos muy decepcionados de nuestra actuación, hicimos pasar un mal momento a la gente que confía en nosotros. No pensamos tener tan abultado el marcador tan temprano. No tuvimos respuesta”.

Mira el resumen del partido acá: