A días del impacto e indignación que generó el fallo por el caso de La Manada, que consideró como abuso sexual la violación grupal de cinco hombres de 30 años a una joven de 18, este lunes un nuevo caso salió a luz y remeció a las tierras chilenas.

Se trata de una joven de 28 años, quien denunció haber sido violada por cinco sujetos que serían presuntos hinchas de Universidad de Chile, que la abordaron en el exterior de la estación de Metro Ñuble y la trasladaron hasta una plaza cercana. Los hechos se desarrollaron durante el pasado domingo, mismo día en que el equipo jugó un partido en el Estadio Nacional, también ubicado en la comuna.

Ante lo anterior, desde la barra “Los de abajo” emitieron un comunicado para referirse a la situación: “Repudiamos enérgicamente el hecho y no toleraremos que cobardes de esa calaña vistan nuestra camiseta. Si en efecto fueron hinchas de la ‘U’, sepan que los encontraremos”, dice el texto.

“Y si no fueron hinchas azules, condenamos el hecho de igual manera, ya que creemos en un club y en una barra más respetuosa e inclusiva con las mujeres, sin ningún tipo de violencia contra el género femenino, ni física ni psicológica”, continúa.

Finalmente, el comunicado cierra manifestando que “ante lo ocurrido expresamos nuestro total apoyo y solidaridad a la víctima, y le pedimos perdón a nombre de los y las hinchas de la “U” ¡Seguiremos luchando para que nuestras camaradas y todas las mujeres sean respetadas y jamás vuelva a ocurrir algo similar