Luego de se conociera el caso de Ámbar, la niña de un año y siete meses que murió a causa de las brutales agresiones y violación de su tío político en Rinconada, este miércoles se conoció que en Valparaíso se investiga de un nuevo caso de abuso otra menor de edad.

Se trata de una niña de un año y tres meses, que se encuentra al cuidado de su tío y su pareja, y según denunció el abogado Sebastián Weinborn, fue víctima de un abuso sexual al interior de la familia guardadora.

La situación se descubrió debido a que el 28 de febrero pasado la niña fue ingresada al consultorio Jean Marie Thierry, luego de que sus tíos la llevaran a control, y los médicos detectaron claros signos de que había sido víctima de abusos sexuales por lo que, conforme al protocolo, los antecedentes fueron puestos en manos de el juzgado de menores respectivo y del Ministerio Público.

La niña es originaria de San Antonio y nació con una serie de problemas derivados del consumo de drogas de su madre, y tras una resolución del Juzgado de Familia fue entregada el 30 de enero a sus familiares en Valparaíso, proceso que quedó bajo la supervisión del programa FAE El Roble de la ciudad.

Ante el escenario, el abogado Weinborn asegura que hasta el momento ningún organismo de los que tienen en poder los antecedentes ha adoptado medidas, y que niña aún se mantiene en manos de la familia en que se cometió el abuso sexual acreditado por el consultorio. Por eso se reunión con la gobernadora provincial María de los Ángeles de la Paz, y los seremis de Justicia y Desarrollo Social, con el propósito de agilizar las acciones.

En tanto, un tío abuelo de la menor ha solicitado su custodia, pero se le ha rechazado en dos ocasiones por tener una condena de abuso sexual infantil de 1990. “Nosotros no estamos pidiendo que se le entregue a él tampoco directamente. Estamos pidiendo o que se le entregue a él o que se presente una medida para proteger a la niña”, explicó su abogado.