Una defensa cerrada a Karol Lucero después de su “broma” recibiendo una felación al aire, promover el discurso de crianza infantil a los golpes y constantes arrebatos de Patricia Maldonado -defensora de Ignacio Urrutia y sus dichos negacionistas sobre la dictadura militar.

Todo eso -y más- se vio en las pantallas del matinal de Mega, “Mucho Gusto”. Y por eso, acumuló la no despreciable cifra de 272 denuncias ante el Consejo Nacional de Televisión, convirtiéndose en el programa más repudidado de la TV chilena. Por sí solo, concentra el 58% de todas los reclamos presentados ante el organismo.

Por ejemplo, el CNTV explica que en el caso de Karol Lucero, muchos televidentes denunciaron “machismo y falta de consecuencia del panel al defender el caso de Karol Lucero y el streaming de connotación sexual, versus el caso de la ex panelista Karen Paola, a la que se le canceló el contrato por publicación de fotos privadas“.

En tanto, el episodio donde Patricia Maldonado reconoció que castigaba a sus hijos a los golpes fue el que más denuncias acumuló por sí solo. “Los panelistas comentan cómo corrigieron a sus hijos utilizando la violencia. Estos comentarios atentan con el debate sobre la infancia sin maltrato. A pesar de haber tantas muertes y abusos en contra de niños, nadie rebatió nada”, dice el informe sobre el matinal de Luis Jara, Karla Constant y José Miguel Viñuela.

El CNTV también recibió denuncias de otros programas como el redebut de CQC en las pantallas de Chilevisión.

Lo más repudiado fue el conductor Sebastián “Cuchillo” Eyzaguirre y su comentario de “está para matarla” sobre la modelo Gala Caldirola.

En tanto, Primer Plano también fue denunciado, específicamente cuando los conductores Julio César Rodríguez y Francisca García-Huidobro se burlaron del bombardeo de Estados Unidos a Siria que estaba ocurriendo en ese mismo momento.