Las tomas feministas que se han levantado en distintas universidades del país se han convertido en uno de los asuntos más comentados por estos días, y de hecho, este miércoles el diario La Tercera lo presentó en sus principales temas para debatir junto con dos “expertos” que plantearon sus visiones sobre el tema desde veredas opuestas.

Sin embargo, la forma de abordar la temática por parte del medio despertó diversas críticas, debido a que en una misma página se equiparó y destinó el mismo a espacio a la reconocida antropóloga Sonia Montecino, quien obtuvo el Premio Nacional de Humanidades 2013 y posee décadas de trayectoria en los estudios de género, y al escritor Rafael Gumucio, que se indica que posee un “Magíster en Literatura” y cuya experiencia sobre el tema se reduce a los polémicos y machistas comentarios que ha emitido en redes sociales y medios (es columnista y comentarista radial).

“Se pone al mismo nivel de expertise de género a un escritor y a una antropóloga, premio nacional de humanidades y estudiosa del tema por décadas. Las mujeres tenemos que esforzarnos el doble para lograr el mismo espacio”, escribió la periodista Isabel Plant.

En los textos, la diferencia de manejo sobre el tema se hace más evidente, con afirmaciones de Gumucio enseñándole al feminismo cómo entender el feminismo: señala que el actual movimiento es “poco serio”, que cuando algo les preocupa lo primero que deberían hacer “es informarse y preguntarse en qué situaciones están las mujeres en Chile hoy en día” porque ya existen normas contra el acoso, abuso y leyes de igualdad salarial, y que las demandas debieran concentrarse, por ejemplo, “en la gran cantidad de mujeres que son el único sustento de su hogar, porque hay hombres que las abandonan y les dejan a ellas al cuidado y la crianza de los niños”.

Montecino, en tanto, valoró las iniciativas actuales debido a que “alertar y denunciar el acoso sexual en universidades es mostrar un síntoma de las desigualdades en las relaciones sociales de género y sus soportes: una cultura machista y androcéntrica que es la base de esos comportamientos”,  que espera “que a estas tomas las escuchen principalmente los hombres que no han reflexionado sobre su condición y posición dominante”, y con respecto a cómo pueden repercutir en el movimiento estudiantil, cree que “más bien podrían iluminar un nudo problemático que nuestra sociedad debe encarar, porque la igualdad no solo consiste en acceso equitativo a la educación, sino a una vida amable para todos y todas, incluyendo los componentes de género, clase, etnicidades, entre otras diferencias”.

Las críticas de Plant fueron secundadas por usuarios de Twitter, quienes en alusión a Gumucio afirmaron que “un escritor con este tipo de declaración, no vende ni un libro más en su vida” y que en Chile “cualquiera hace o dice lo que quiere” en nombre de la libertad de expresión.