Un grupo de concejales de la comuna de Conchalí presentaron un oficio en Contraloría para que investigue una denuncia de acoso sexual y laboral en contra de Miguel Moraga, principal asesor del alcalde René de la Vega.

La situación habría afectado a una ex funcionaria que llegó al municipio en 2014 a través de un programa de la subsecretaría de Prevención del Delito y luego fue contratada por el Departamento Social Preventivo de la Dirección de Seguridad Pública de dicha comuna.

A través de una carta que redactó y envió al alcalde, consignada por Radio Nuevo Mundo, la mujer detalló que era constante en Moraga realizarle miradas o gestos insinuantes o insistir en que se encontraran en lugares “íntimos”, se molestaba porque ella asistía a las reuniones siempre acompañaba y luego incurría en malos tratos y la amenazaba con limitar sus posibilidades de trabajo si no accedía a sus peticiones.

Entre los concejales que acudieron a Contraloría se encuentran Grace Arcos (PC), Paulina Rodríguez (RN), Alejandro Vargas (DC), Raúl Valdés (PPD), María Guajardo (PS) y Carlos Sotoliccio (PPD), y según explicó Arcos, la razón por la que llegaron a esta instancia es debido a que, si bien en el municipio iniciaron un sumario de investigación, este quedó a cargo de funcionarios de confianza de De la Vega.

“El alcalde abre una investigación sumaria en que deja a cargo a la Directora de Asesoría Jurídica, Claudia Miranda, que es un cargo de confianza de él, al igual que el del Sr. Moraga, lo que deja dudas sobre la investigación y no garantizaría  la imparcialidad del proceso”, dijo.

La concejala además agregó que hasta la fecha no ha habido ninguna actualización ni solicitud a la funcionaria para que se presente a relatar su versión, “por lo que nosotros creemos que ahí la contraloría tiene que jugar un rol importante”.